Por qué el cine dominicano es tan malo?

1 año ago
1527 Views

 

Saludos amigos lectores, el cine dominicano es una maquinaria que no se detiene, por año estamos estrenando un promedio de diez películas, en el 2015 fueron unas 15, y como les contaba en el top 5 del 2015 del cine dominicano, tuve que hacer de tripas corazones para poder llenar el top.

Un amigo me hizo una pregunta: Por qué nuestro cine es tan malo? Todo esto fue a raíz de ambos comentar lo nuevo de Robertico, Mi Suegra y Yo(el comentario está pendiente, es que no encuentro la manera de entrarle).

En esta película vemos lo mismo que se viene haciendo película tras película, es como si pensaran que todos somos idiotas y hay que darnos un producto apto para nuestros cerebros atrofiados. Aquí les dejo lo que pienso hace de nuestras películas un cine malo, arranquemos…

1-Toda película dominicana debe iniciar con una toma aérea de Santo Domingo

Es como si el gobierno les dijera a los productores: “Ok, te voy a financiar la basura de película que vas a hacer, pero debes darme un figureo de la ciudad para que vean que en mi mandato se ha progresado” La película que no inicia así busca la manera de hacer la toma aunque sea al final, pero es escena fija en cada producción criolla.

2-Los protagonistas

Todos son buena gente, trabajan en una publicitaria por lo general, en caso de que no sea publicista, el tipo trabaja en una oficina, pero siempre anda con un look moderno aunque sea pobre. Tienen una novia, esposa, y como mala novela mexicana, hay un rompimiento. La reconciliación es seguro, a menos que ella sea la villana y en el proceso de separarse él conoce al amor de su vida, que ella sí que es buena gente de verdad.

Salen a diario a bares, restaurantes, centro comerciales etc a pesar de que por su trabajo sabemos que no pueden ganar lo suficiente para llevar un estilo de vida semejante.

Son bobones, querido en el sector donde viven y su jefe a pesar de que al inicio no lo pasan mucho, terminan por quererlo casi como un hijo.

3-El guión

Son disparatosos, no mantienen una secuencia lógica. Abren sub-historias que dejan abiertas, lo mismo con los personajes, no hay un desarrollo que nos permita identificarnos con ellos.  Por lo general son comedias, pero los chistes son jalados de los pelos y no provocan risa, que es el objetivo principal.

Sospecho que muchos actores no respetan el guión a la hora del rodaje e improvisan mucho, y eso es un arma de doble filo, usted tiene que ser un tremendo actor, para poner un ejemplo, Mario Moreno, mejor conocido como Cantinflas, casi siempre improvisó, pero el tipo era un monstruo, y en nuestro patio no le llegamos a una leyenda así.

4-Los directores

Hay muchos enganchados, por lo que van a improvisar lo que han hecho en la televisión y piensan que todo es lo mismo. El manejo de los actores por lo general es deficiente, y un caso desastroso son los niños a la hora de actuar. No es posible que un director permita que un actor haga lo mismo que hace en un proyecto diferente, la profesionalidad ante todo. Vemos errores que no deben ocurrir en una producción decente, un objeto que estaba en un lugar y luego aparece en otro etc. Las tomas no son impactantes, no hay escenas que deslumbren, salvo contadas excepciones.

5-La música

Por lo general es molestosa, entra en las situaciones menos oportuna. Casi nunca va acorde con la película o la escena. En Perico Ripiao(2003) la música era cualquier cosa menos un perico ripiao. Lo triste de ese caso es que no estuvo a cargo de un carajo a la vela, sino de un maestro como PengBian Sang. Otro fallo es que no hay una promoción agresiva de los temas musicales, para un cinéfilo común es casi imposible identificar un tema con la película, y es parte importante a la hora de promocionar una película.

Si no está muy baja que casi no se escucha, está muy alta que no permite que escuchemos a los actores.

6-La edición

La edición empeora lo que de por si es una mala película, hay situaciones que nos dejan perplejo porque no tienen lógica alguna y cuando le preguntamos al director, o alguno de los actores casi siempre dicen: “Pasa que en edición cortaron la parte donde se explicaba”. En Al Sur de la Inocencia(2014) vemos a Frank Perozo entrar a un hospital con un amigo que muere de la forma más absurda posible, pero lo que les quiero contar es que se topa con una mujer que aparece de la nada y se para frente a él y hay un corte, luego aparece con una herida en la frente y dice que no fue nada. Uno del elenco me explicó lo ocurrido(que no fue la gran cosa) y le daba mas o menos algo de significado a la escena.

7-Los trailer

El trailer es el enganche, lo que nos motiva a ir a ver la película. Sabían que hay empresas que se dedican a realizar trailer de películas exclusivamente?. En dos minutos o menos nos dicen de que va la película, lo que va a enfrentar los protagonistas. Los trailer dominicanos no son llamativos, en lo absoluto, pierden el ritmo y no mantienen la intensidad.

8-Los afiches

El afiche es la cédula de identidad de una película, incluso buenas películas dominicanas como Ladrones a Domicilio(2008) tiene un afiche horrible. Pero la que se gana todos los premios al mal gusto lo es A Ritmo de Fe(2013).

La motivación a ver una película inicia desde con el título, luego el afiche, el trailer, y por último los comentarios sobre la misma.

9-Nos metemos en camisa de once varas

El género de acción, así como  terror-horror son muy taquilleros, pero para rodar una película de acción hay que contar con mucho dinero, lo mismo pasa con el terror-horror. Nos hemos querido meter en películas donde se hace necesario usar efectos especiales y hemos quedado muy mal parado. Hay escenas de tiroteos que son un verdadero asco. Persecuciones de carros que parecen en broma, disparos de armas que suenan más falso que un billete de 30 pesos.

El cine latino me encanta, los argentinos, chilenos, brasileños saben que no tienen los recursos para meterse en efectos visuales o de sonido, por lo que se vuelcan en escribir unos guiones que nos dejan alucinando, y para completar actuaciones de primera, fotografía que nos dejan babeando y la parte de la dirección es para escribir un post aparte de tan bien lograda que son.

10-Los etcétera 

Por lo general gran parte de las escenas son rodadas en centro comerciales que pagan para aparecer en la película, y es tanto que nos llevan al centro comercial que los personajes parecen salidos de la película de Kevin Smith, Mallrats(1995).

La publicidad en el cine no es mala, pero debemos saber como manejarla para que no se vea forzada y le haga daño a la marca. En nuestro cine hemos visto como nos han hecho tragar docenas de comerciales que de forma burda nos pasan hasta el cansancio. En Lotoman 2.0(2012) tuvieron el descaro de poner al dueño de una agencia de vehículos a mencionar sus ofertas y la ubicación de la tienda, y para completar, a un banquero a hablar de las tasas de préstamos que tenían en la institución. Si usted quiere insertar publicidad en su película, por qué no contratar a un experto que maneje ese tema y que todo salga bien? Creo que es lo mejor.

Por último, los detalles, los pequeños detalles que cuando los sumamos forman grande errores. La lista es interminable, pero hay películas donde vemos a la protagonista ir a una agencia de viaje y decir: “Dame un vuelo para Europa” La dependiente le imprime el ticket sin preguntarle para cuál país de Europa vas, hora que prefieres viajar, su nombre etc. Miren, si ustedes van a un colmado a comprar una soda les aseguro que le hacen más preguntas que en esa escena, cuál sabor prefiere, tamaño, se va a llevar la botella o la deja aquí? Hablo de la película La Extraña(2014) donde nada tiene pie ni cabeza.

No escribí este post para que lo tomen como manual de lo que no se debe hacer en el cine, no, nada que ver. Simplemente es a manera de respuesta a un amigo que me hizo la pregunta, espero que haya sido contestada.

 

 

Comments

Comments are closed.