Jugando a Bailar…

4 meses ago
691 Views

 

Director: Roberto Angel Salcedo

Guión: Roberto Angel Salcedo

Elenco: Fausto Mata, Manolo Ozuna, Albert Mena, Carolyn Aquino, Kenny Grullón, Fredyn Beras-Goico, Aquiles Correa, Francisco Sanchís, Héctor Then, Eduardo Santos, Jacqueline Estrella, Francis Cruz.

Saludos amigos lectores, el cine de Robertico ya debemos hacernos a la idea de que siempre va a estar presente en las cartelera cada tres meses. Sólo nos queda rogar porque al tipo se le ocurran mejores guiones y que no sean tan sufribles como los que hemos tenido en el pasado. Hoy estuve en la premiere de su nueva película, ahora les cuento mi parecer…

El guión: Jugando a Bailar es una historia que cuenta con todos los elementos que deben tener las películas de Robertico, tomas aérea de Santo Domingo, dos personajes que nos van contando al inicio sus ir y venir por la vida. La historia de amor que se basa en lo absurdo, y el gay que viene siendo una especie de mediador. Monegro(Manolo Ozuna) y Felito(Fausto Mata) son dos amigos que le deben dinero a todo el mundo, por lo menos eso dicen ellos, pero nada mas le cobran dos que supuestamente son matones, pero que de matones no tienen nada. Deciden hacer algo con sus vidas para salir de la crisis que los ahoga, por lo que se hacen entrenadores de baseball con los niños del barrio y participar en un torneo de pequeñas ligas con la ayuda del novio de Patricia(Carolyn Aquino) la sobrina del dueño de la escuela de danza donde trabaja Felito, y que él quiere realizar su sueño de bailar en una presentación, por eso el título de la película y el afiche, que peor no puede ser, pero que nunca sucede en el film y ya se caen dos motivos que quedan sobrando. Como les contaba, el novio de la Patricia es jugador de grandes ligas y está dispuesto a todo por recuperar su novia que anda celosa por cualquier estupidez del guionista, perdón, por un labial que encontró en el carro del pelotero que luego se explica de la peor manera posible.

Los dos inscriben en el equipo en el torneo, pero para fortalecer el equipo llevan dos jugadores pasados de edad, el pelotero que al inicio se opuso se deja convencer fácil, cuando explota el lío y son descubiertos se hace el ofendido, pero en una escena que no queda muy clara se “resuelve” el asunto. El equipo no es sancionado, y me encanta el mensaje que envían, se puede hacer trampa, trata de que no te descubran. El otro equipo también hace trampa, usan bates alterados, pero aquí se le zafan los rolos al guionista y director, en pequeñas ligas se utilizan bates de aluminio, por lo que no hay necesidad de un bate con corcho. Cuando descubren que sus rivales son tramposos al igual que ellos, pues deciden resolver todo con un “vamos a dejarlo así” de nuevo otro maravilloso mensaje a los niños que van a ir a ver la película(porque la idea de los productores es que los niños disfruten de la película), si ambos hacen trampa se resuelve ignorando que ambos fallaron y no hay consecuencias, seguimos adelante.

Le he contado casi toda la trama, se supone que como crítico no debo hacerlo, me creen si les digo que lo hice para ahorrarle tremendo suplicio? evitarle que vivan el infierno visual por el que tuve que atrevesar durante hora y media. He visto películas mala, me he topado con adefesios que no merecen siquiera escribir tres líneas, peores que Jugando a Bailar, pero por lo menos tuvieron la intención de contar una historia. De nuevo he hecho algo que no acostumbro en la primera parte que es el guión, por lo general esa parte va en el cierre, pero qué otra cosa puedo decir para dejarle saber que Jugando a Bailar desde ya compite seriamente como la peor película del 2018, y que se agarren La Casa del KM 5, Lascivia, Lío de Falda, Tubérculo Gourmet 1 y 2 y Dos Compadres y Una Yola, está para la peor película dominicana de todos los tiempos. 0 de 3

Las actuaciones: Una basura. 0 de 3

La dirección: Otra basura. 0 de 3

Se imaginan que no le voy a conceder el punto que me reservo.

Calificación: 0 de 10

 

Comentarios
Comments

Comments are closed.