Blindspot

3 años ago
658 Views

De vez en cuando toca relajarse con una serie entretenida, de esas, no sé cómo llamarlas, “semiprocedimentales”. Me explico: tienen una trama principal potente, que mezcla intriga y acción, que se desarrolla mediante subtramas autoconclusivas que siguen un patrón similar, pero siempre ligadas a la historia principal. En este caso, en cada capítulo un tatuaje marca el camino para resolver el misterio, al mismo tiempo que se va complicando la trama.

Comentarios
Comments

Comments are closed.