Blindspot

2 años ago
426 Views

De vez en cuando toca relajarse con una serie entretenida, de esas, no sé cómo llamarlas, “semiprocedimentales”. Me explico: tienen una trama principal potente, que mezcla intriga y acción, que se desarrolla mediante subtramas autoconclusivas que siguen un patrón similar, pero siempre ligadas a la historia principal. En este caso, en cada capítulo un tatuaje marca el camino para resolver el misterio, al mismo tiempo que se va complicando la trama.

Comments

Comments are closed.