An Interview with God…

5 días ago
68 Views

Director: Perry Lang

Guión: Ken Aguado

Elenco: David Strathairn, Brenton Thwaites, Yael Grobglas, Bobby di Cicco, Hill Harper, Charlbi Dean Kriek.

Saludos amigos lectores, An Interview with God me llamó la atención con la premisa, una entrevista a Dios, sonaba interesante, estaba en cartelera como uno de los estrenos de la semana, ahí estaba en primera fila, ahora les cuento mi parecer…

El guión: El reportero cristiano Paul Asher(Brenton Thwaites) regresa a casa luego de cubrir las incidencias de la guerra en Afganistán. Durante el conflicto dice haber perdido la fe en Dios. A su regreso quiere recuperar a su esposa, la cual lo acusa de haberla traicionado. En lo profesional, inicia una serie de entrevistas con un hombre(David Strathairn) que asegura es Dios.

Planteada las situaciones que se presentan en el film, analicemos una por una y determinar si tenemos un buen guión a manos: Lo primero es la perdida de la fe del protagonista, es algo que lo van a tratar de forma muy superficial, nunca sabremos lo que vio en la guerra y le afectó, aunque de forma ligera(también) lo menciona. El matrimonio con su esposa se derrumba ya que fue infiel, pero su infidelidad la dejan a un lado cuando se entera de un secreto mayor en su matrimonio y de ser culpable pasa a ser la víctima y es a él a quien hay que rogarle perdón. Entonces nos queda lo que podría ser lo más interesante, la entrevista con Dios que debe demostrar que realmente es quien dice ser. Nuestro Dios inicia la entrevista haciendo más preguntas de las que responde, honestamente al inicio estaba emocionado por la forma que imaginaba iban a manejar la parte de la entrevista, pero aquí es cuando se le cae el circo, las preguntas que realiza el entrevistador lo único que hacen es marearnos en conversaciones que no llevan a ningún lado.

Hubiese sido interesante que el personaje principal, el periodista, fuese ateo, o agnostico, las preguntas hubiesen sido más incisivas y acusantes. El tipo trata con paño tibio a un ser que nunca le demuestra es Dios, salvo porque resuelve una pregunta matemática que muchos son capaces. El cierre es lo peor y lo que tumba lo bueno que pudo tener, en lo personal decepcionante. 1 de 3

Las actuaciones: David Strathairn como Dios lo hace bastante bien, con lo que tiene a mano intenta convencernos de que es Dios. Sus gestos así como el lenguaje que utiliza le dan una serenidad al personaje que cautiva por momentos. Brenton Thwaites tiene ráfagas de buena actuación. Quien más me gustó fue Yael Grobglas, hay una escena al inicio donde se encuentra en estado de desesperación y no sabe cómo sacarlo a flote, la expresión en su rostro es única, dice más que mil palabras. Hill Harper parece un personaje creado por uno de nuestros cineastas, de los que estrenan pseudo comedias cada cuatro meses, acartonado hasta más no poder, es la nota negativa de esta parte. 2 de 3

La dirección: Perry Lang debutó en la pantalla grande con Little Vegas(1990), luego dirigió al famoso Dolph Lundgren en Men of War(1994) puro cine de acción. Se fue a rodar series de TV de las que podemos mencionar Dawson Creek, CSI Los Angeles entre otras.

Aquí hace un trabajo de regular para abajo, hay muchas situaciones que deja suelta en la historia y no le da un cierre que esperamos. Tenemos por un lado la cuñada del protagonista, que literalmente lo acosa, pero que de repente pasa a ser una especie de celestina de la hermana.

Los efectos que utilizan son de primer año, un prepa se sentiría ofendido de ver aquello. La música le aporta mucho en algunas escenas, es acertada. 1 de 3

No le concedo el punto que me reservo.

Calificación: 4 de 10

Comentarios
Comments

Comments are closed.